Motivos por los que necesitas ...

junio 27, 2018

Motivos por los que necesitas un seguro de viaje

Seguros / Tips

Protección las 24 horas los 365 días del año

Sí. El seguro de viaje es el mejor compañero durante tu estancia fuera de casa. Contactar con el servicio de Asistencia 24 horas de la aseguradora te ayudará a resolver las incidencias relacionadas con tu viaje de la mejor forma, sabiendo cómo actuar y qué documentación reunir para disfrutar de las coberturas de tu póliza. Los problemas más comunes por los que los viajeros usan el seguro de viaje son la necesidad de atención sanitaria, la cancelación del viaje, la demora o cancelación de vuelos y los extravíos del equipaje.

Recibir una asistencia médica de calidad

Enfermar y recibir una asistencia sanitaria con calidad y rapidez es la mayor preocupación cuando viajamos fuera de nuestro país. Estés donde estés, un seguro de viaje te garantiza asistencia médica de calidad, y siempre sin añadir costes adicionales. Sea por un catarro o por una lesión debido a un accidente, te atenderán en los mejores centros médicos de todo el mundo, incluyendo las pruebas diagnósticas.

¿Y si no entiendes lo que te dice el médico o el farmacéutico? La aseguradora pondrá a tu disposición un intérprete. ¿Necesitas medicamentos no disponibles en el destino? El seguro te los enviará lo antes posible. Si necesitas una ambulancia para ir el médico, la compañía correrá también con estos gastos, incluso si tu salud empeora y tienes que volver a casa.

Ahorrar dinero

El coste del seguro de viaje varía en función del tipo de desplazamiento que vayas a realizar, pero no supone un gran desembolso respecto al precio total del viaje. Si tienes alguna incidencia durante tu escapada y cuentas con un seguro, te ahorrarás los gastos que conlleve poner remedio a tal problema, siempre que está cubierto por tu póliza. Por ejemplo, en el caso de la asistencia médica, hay países en los que una simple visita al médico por una enfermedad leve puede costar más que el propio seguro. 

Más incidentes ante los que puedes ahorrar. Si se retrasa tu vuelo y te ves obligado a cambiar tus planes o llegas a perder alguno de los servicios que habías reservado (noches de hotel, excursiones, shuttle…), un seguro corre con los gastos de tu plan B o te reembolsa el coste de esos servicios no disfrutados. Es más, si lo requieres, la aseguradora te adelanta dinero para que puedas continuar el viaje.

 

Ahorrar tiempo

Como comentábamos, el seguro resuelve tus dudas y te facilita las diferentes gestiones del viaje, sobre todo ante imprevistos e incidentes, como, por ejemplo, que la aerolínea nos pierda el equipaje y se demore en entregárnoslo.

Antes tales problemas con el equipaje, las aerolíneas suelen tardar una media de 42 horas en hacer llegar las maletas al viajero, un tiempo más que suficiente para fastidiarnos el viaje. Por ese motivo, los seguros contemplan coberturas para que puedas comprar los artículos de primera necesidad para continuar con tu viaje (ropa, aseo, medicamentos…).

 

Anular tu viaje hasta un día antes de marcharte

Ser previsor cuando planificas tus vacaciones reduce las posibilidades para prever cambios o situaciones que, finalmente, te impidan viajar: motivos laborales, de salud, burocráticos, etc. Un seguro de viaje con coberturas de cancelación te aportará la tranquilidad para organizarlas sabiendo que, en caso de que te sorprenda un imprevisto importante, puedas anular tu viaje hasta un día antes de su inicio sin perder el dinero invertido.

Recuperarás igualmente los gastos si, una vez en el destino, tenemos que interrumpir el viaje y volver a casa precipitadamente. Entonces, el seguro se hace cargo del viaje de vuelta y del reembolso por los días que no has disfrutado.

 

Informarte sobre tu viaje

La compañía aseguradora estará siempre disponible resolver cualquier consulta o duda que tengas durante tu viaje o incluso antes y después: desde informarte sobre cómo obtener tu visado hasta indicarte el centro al que acudir si enfermas, anular tus tarjetas en caso de robo o, si te dejas olvidado algún objeto en el extranjero, enviártelo una vez de vuelta.

 

Poder volver a casa antes de tiempo

¿Te ves obligado a volver casa precipitadamente debido a una enfermedad o accidente durante tu viaje? Si, como hemos apuntado, el seguro de viaje te costea los gastos médicos en todo el mundo, también cubre los gastos de búsqueda y rescate en caso de accidente durante la práctica de deportes de aventura o de repatriación en transporte sanitario. Ten en cuenta que estas garantías no las incluyen ni la Tarjeta Sanitaria Europea ni muchos seguros médicos.

El seguro de viaje afronta otros gastos derivados de la asistencia sanitaria que puedas recibir, como, por ejemplo, el desplazamiento de un familiar para que te acompañe si permaneces hospitalizado.

 

No existe un único seguro de viaje. Se adapta a ti.

Consulta con la aseguradora para adquirir el seguro de viaje más adecuado a tus vacaciones. Entendemos que no necesitas las mismas coberturas si te marchas de crucero que si te vas de escapada a la playa o vas a practicar deportes de riesgo. En la elección de la mejor póliza también entran en juego el/los destino/s y el tiempo que durará tu viaje.

  • b2nk3rs3gur0s

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: